lunes, 16 de noviembre de 2015

Comparación de un hígado sano y un hígado que ha desarrollado cirrosis


La cirrosis es un deterioro lento y progresivo del hígado resultado de una afección crónica. El tejido del hígado de funcionamiento normal se va sustituyendo por tejido cicatrizal, provocando una disminución del flujo sanguíneo, provocando que el hígado pierda capacidad de eliminar toxinas de la sangre, falla en el proceso de nutrientes esenciales para el cuerpo o pobre fabricación de componentes de la coagulación sanguínea. Una de sus causas es el consumo inmoderado de alcohol.

COMENTARIOS

OFERTAS DE AMAZON